viernes, 2 de abril de 2010

¿QUÉ ES UN METEORITO?



 
Un meteorito es un cuerpo celeste relativamente pequeño, (diámetro inferior a 50 m) perteneciente al Sistema Solar, que logra sobrevivir su paso por la atmósfera terrestre y alcanza la superficie, produciendo un astroblema.
Proviene del griego meteoron, que significa fenómeno en el cielo. Se emplea para describir el destello luminoso producido por la caída de la materia que existe en el sistema solar sobre la atmósfera terrestre lo que da lugar a una incandescencia temporal resultado de la fricción atmosférica.
Esto ocurre generalmente a alturas entre 80 y 110 kilómetros (50 a 68 millas) sobre la superficie de la Tierra. Este término se emplea también en la palabra meteoroide que se refiere a la propia partícula sin ninguna relación con el fenómeno que produce cuando entra en la atmósfera de la Tierra.
Un meteoroide es materia que gira alrededor del Sol o cualquier objeto del espacio interplanetario que es demasiado pequeño para ser considerado como un asteroide o un cometa. Las partículas que son más pequeñas todavía reciben el nombre de micrometeoroides o granos de polvo estelar, lo que incluye cualquier materia interestelar que pudiera entrar en el sistema solar. 
Un meteorito es un meteoroide que alcanza la superficie de la Tierra sin que se haya vaporizado completamente.

Los cometas (del latín cometa y el griego kometes, "cabellera") son cuerpos celestes constituidos por hielo y rocas que orbitan el Sol siguiendo órbitas muy elípticas. Los cometas, junto con los asteroides, planetas y satélites, forman parte del Sistema Solar. La mayoría de estos cuerpos celestes describen órbitas elípticas de gran excentricidad, lo que produce su acercamiento al Sol con un período considerable. A diferencia de los asteroides, los cometas son cuerpos sólidos compuestos de materiales que se subliman en las cercanías del Sol. A gran distancia (a partir de 5-10 UA) desarrollan una atmósfera que envuelve al núcleo, llamada coma. Esta coma está formada por gas y polvo. Conforme el cometa se acerca al Sol, el viento solar azota la coma y se genera la cola o cabellera característica. La cola está formada por polvo y el gas de la coma ionizado.

Fue después del invento del telescopio que los astrónomos comenzaron a estudiar a los cometas con más detalle, advirtiendo entonces que la mayoría de estos tienen apariciones periódicas. Edmund Halley fue el primero en darse cuenta de esto y pronosticó en 1705 la aparición del cometa Halley en 1758, para el cual calculó que tenía un periodo de 76 años. Sin embargo, murió antes de comprobar su predicción. Debido a su pequeño tamaño y órbita muy alargada, solo es posible ver los cometas cuando están cerca del Sol y por un periodo corto de tiempo.

Los cometas son generalmente descubiertos visual o fotográficamente usando telescopios de campo ancho u otros medios de magnificación óptica, tales como los binoculares. Sin embargo, aún sin acceso a un equipo óptico, es posible descubrir un cometa rasante solar en línea con una computadora y una conexión a Internet. En los años recientes, el Observatorio Rasante Virtual de David (David J. Evans) (DVSO) le ha permitido a muchos astrónomos aficionados de todo el mundo, descubrir nuevos cometas en línea (frecuentemente en tiempo real) usando las últimas imágenes del Telescopio Espacial SOHO.

Los Meteoritos se clasifican en:
 
 
 
 
 
 

1.- Meteoritos Petreos o Lititos (92.8%)



* Condritas: son los más comunes de los meteoritos, y corresponden al 85.7%. Su edad, de 4.550 millones de años, es aproximadamente la edad del Sistema Solar. Las Condritas Ordinarios se piensa que fueron formador al interior del Cinturón de Asteroides, mientras que las Condritas Carbonaceos (C.C.), que poseen las más altas proporciones de elementos volátiles, se cree fueron originados a distancias mayores que la del Sistema Solar.

* Acondritas: (7.1%), se formaron por fusiones y recristalizaciones dentro de sus cuerpos padres. El Meteorito marciano ALH84001 pertenece a una clase de Acondrita denominada SNC. En general, las acondritas son los meteoritos que cuesta más distinguir de las rocas terrestres, pues se formaron a través de los mismos procesos geológicos que tienen lugar en nuestro planeta. No se distinguen ni por su composición mineralógica, ni por su densidad, ni por su textura. Sólo la presencia de una corteza de fusión inalterada permite identificar los candidatos para su estudio posterior.

2.- Meteoritos Metálicos o Sideritos (5.7%)

Son mas raros de encontrar, pero fáciles de identificar. Consisten en basicamente una aleación de Fierro-Niquel, y probablemente proviene del núcleo de un asteroide roto.

Para el caso de los sideritos, y dependiendo de la cantidad de Ni presente en su interior, se dividen a su vez en tres grupos generales:

a).-Hexahedrites: son meteoritos metálicos que contienen Ni en un rango entre 4% y 7%, Fe en un casi 90%.

b).-Octahedrites: son aquellos que tienen entre un 8 y un 17% de Ni.

c).-Ataxitas: estos meteoritos metálicos tienen sobre un 18% de Ni.

Dentro de cada uno de los sideritos y según la concentración de Ni presente podemos tener 2 fases destacadas: la Kamazita (formada por 10% Ni y 90% Fe) y Taenita (formada por 20% Ni y 80% Fe).

Otra característica importante que poseen los meteoritos metálicos es que en los cortes pulidos y análisis metalograficos aparecen las lineas o bandas de desmezcla conocidas como Lineas de Widmanstäten, además de otras lineas, que se creen, son producidas por violentos impactos, conocidas como Lineas de Neuman.



3.- Meteoritos Petreo-Metálicos o Siderolitos (1.5%):

* Mesosideritos: están formados por brechas metamórficas. A veces se clasifican erroneamente como Palasitos, por contener grandes fragmentos metálicos de color plateado incluídos en una matriz de silicatos de color gris marronoso.

* Palasitos: compuestos de olivino envueltos en metal. Probablemente también originados a partir de asteroides rotos de las capas más profundas de sus mantos.

Your browser may not support display of this image.

4.- Tectitas: se cree que son trozos eyectados fundidos de impactos mayores, lanzadas por grandes colisiones en trayectorias balísticas sobre cientos o miles de kilómetros y esparcidos por la superficie terrestre en vastos terrenos. Algunas de las tectitas semejan botones de vidrio negro.

Para mayor información de Estructura y Composición de los Meteoritos, usted puede visitar los siguientes sitios:

Meteorito Murchison

De Wikipedia, la enciclopedia libre



Fragmento del meteorito Murchison (a la derecha) y partículas individuales aisladas (se muestran en el tubo de ensayo).

El meteorito Murchison recibe su nombre de la localidad de Murchison, Victoria en Australia. Los Fragmentos del meteorito que cayó sobre el pueblo el 28 de septiembre de 1969. El meteorito, una condrita carbonácea tipo II (CM2) contenía aminoácidos comunes como la glicina, alanina y ácido glutámico, pero también algunos poco comunes como la isovalina y pseudoleucina.1 El informe incial estableció que los aminoácidos eran racémicos, apoyando la teoría de que su fuente era extraterrestre. Se aisló también una mezcla compleja de alcanos que era similar a la encontrada en el experimento de Miller y Urey. La Serina y la treonina se consideran habitualmente como contaminantes terrestres y estos compuestos se encontraban notablemente ausentes en las muestras.

Más investigaciones encontraron que algunos aminoácidos estaban presentes en exceso enantiomérico.2 La Homoquiralidad se considera una propiedad biológica única. Se ponían en entredicho algunas afirmaciones sobre la base de que los aminoácidos que entran en las proteínas no eran racémicos en el meteorito, mientras que el resto si lo eran.3 En 1997 las investigaciones mostraron que los enantiómeros individuales de Murchison estaban enriquecidos con el isótopo 15N del nitrógeno en comparación con sus correspondientes terrestres, lo que confirmaba una fuente extraterrestre del exceso del enantiómero L-enantiomer en el sistema solar.4 A la lista de materiales orgánicos identificados en el material del meteorito se le añadió el poliol en 2001.5


Par de granos del metorito Murchison.

Abundando en la idea de que la homoquiralidad (la existencia de solo aminoácidos de la serie L y azúcares de la serie D) fue provocada por la deposición de moléculas quirales de los meteoritos, la investigación demostró en 2005 que los aminoácidos como la L-prolina es capaz de catalizar la formación de azúcares quirales. La catálisis es no lineal, lo que significa que la prolina en un exceso enantiomérico del 20% produce una alosa con un exceso enantiomérico del 55% comenzando con el benziloxiacetaldeido en una reacción secuencial de tipo aldólica en un disolvente como el DMF.6 En otras palabres una pequeña cantidad de aminoácidos quirales podrían explicar la evolución de los azúcares de serie D.

De acuerdo con Engel, muchas líneas de evidencia indican que las porciones interiores de framentos bien conservados del meteorito Murchison son prístinas. Engel señala hacia el rango de aminoácidos que contiene el meteorito y a los estudios de isótopos para asentar su posición. Otros científicos están igualmente convencidos de que la evidencia prueba lo opuesto: de que el Meteorito Murchison esta ahora totalmente contaminado por material orgánico terrestre.

Ciertamente, los resultados de varios experimentos llevados a cabo sobre el crean cierta perplejidad - y una buena ventana para contemplar como los datos que provee la ciencia son ambiguos.
 
 
 
 
 
 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario